Viajar con tu mascota

Viajar con tu mascota

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Se viene un feriado largo, muchos de nosotros saldremos lejos de casa. Aquellos que tenemos una mascota nos encontramos con el conflicto acerca de qué podemos hacer con ese amigo fiel que nos acompaña durante todo el año.

Hoy en día viajar con perro es mucho más cómodo y sencillo que hace algunos años. Si estás planeando una escapada con tu amigo peludo hay múltiples lugares Pet Friendly. Sin embargo, salir con ellos es toda una odisea que se puede evitar si sigues estos sencillos consejos:

Buscar un lugar Pet Friendly
Actualmente, existen un montón de alojamientos en los que tu mascota se sentirá tan bien atendida como tú. Sólo has de contactar con ellos, explicar las características de tu engreído y escuchar.

Siempre prevenir
Asegúrate de que tu mascota tiene la documentación en regla y las vacunas al día. Si viajas a algún país extranjero infórmate si necesita alguna vacuna adicional.

Si tu perro es muy nervioso o no está acostumbrado a trayectos largos, es importante que contemples la opción de facilitarle algún fármaco que lo tranquilice. Si lo consideras, visita al veterinario para que pueda ofrecerte la mejor solución.

Antes y durante
El medio de transporte que escojas va a condicionar mucho las necesidades de tu mascota. Si vas a viajar en auto, lo más recomendable es utilizar un transportín.

Deberás colocarlo en el suelo, detrás de los asientos delanteros o bien en el asiento correctamente sujeto.

Es importante que realices una parada cada 2 ó 3 horas, para que el perro beba agua, pasee y gaste un poco de energía. Bajo ningún concepto, lo dejes encerrado dentro del coche y menos en un lugar en el que haga mucho calor.

Si vas en avión, contacta con tu compañía aérea para que te informe sobre la documentación necesaria y las características del viaje. En la mayoría de ocasiones, los perros viajan en la bodega, que es el lugar destinado a los animales. Sabemos que esta separación inquieta mucho a los dueños, pero debes mantenerte tranquilo para evitar que tu perro perciba dicha inquietud.

Sea cual sea el medio de transporte, evita darle de comer antes del viaje. La mayoría de perros suele marearse durante el trayecto. Y sólo así, evitarás que vomiten.

Una vez lleguemos al sitio de vacaciones, es importante que tu perro se familiarice con el espacio. Déjalo que huela y explore los alrededores. Busca un lugar para ubicar su cama, su comedero y bebedero, y dale alguno de sus juguetes para que se sienta como en casa.

Llegando al lugar
Una vez lleguemos al lugar de vacaciones, elegiremos una habitación, puede ser el baño y dejar allí las cosas, así como el transportín (que le puede servir de refugio).

Durante el primer día, procurar que esté tranquilo. Así podrá irse habituando poco a poco al nuevo espacio. En pocas horas, su curiosidad le llevará a salir y empezar a explorar el entorno.

Evitar riesgos
Aunque tomemos todas las precauciones del mundo, es indispensable tener a nuestro perro identificado de alguna manera, ya sea con su placa, con un microchip con los datos actualizados y la tarjeta que lo acredita.

Si el perro se escapara del lugar de vacaciones, el chip podría hacer que quien lo encontrase te lo devolviera o al menos te identificase como propietario.

Es fundamental que la placa tenga tu número de teléfono. Esta solución tan simple, puede ahorrarte tiempo y disgustos.

Evita modificar sus horarios de comidas y paseos, así como realizar cambios bruscos en su dieta. Esto último para evitar trastornos gastroentéricos.
El golpe de calor también puede producirse durante el paseo cotidiano, cuando el perro está haciendo ejercicio, por la edad (geriátricos) o por el peso (sobrepeso u obesidad).

Evita ejercitarlo o pasearlo durante las horas de mayor temperatura.
Llévale siempre agua para beber y poder humedecerle el pelaje.
Si tu perro no está acostumbrado a pisar la arena de la playa o terrenos calientes, puedes ponerle una toalla o colchoneta que haga más confortable su estancia ahí.

En caso de visitar algún lugar cercano al campo es necesario vigilar que las garrapatas y los mosquitos no lleguen a picar a tu perro o gato, además de seguir las recomendaciones de tu veterinario para desparasitarlo interna y externamente posterior a tu viaje.


En cualquier caso, siempre recuerda llevar esto en tu maleta:
Para ir de vacaciones con perros de manera cómoda y segura, debes viajar muy bien equipado. Esto es todo lo que debes llevar en la maleta de tu mascota:
• Toda su documentación actualizada. No olvides la cartilla sanitaria, el certificado de buena salud y, si viajas a otro país de la Unión Europea, el pasaporte europeo de animales de compañía.
• Correa, arnés y sus juguetes favoritos.
• Una camita para dormir.
• Recipientes para el agua y la comida.
• Bolsitas para las deposiciones.
• Botiquín de primeros auxilios.
• Comida para todas las vacaciones.

Si sigues estas recomendaciones te aseguro que pasarás unos agradables días con “toda tu familia”.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Evento Mishkat Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.