El cáncer ataca a perros y gatos mayores

El cáncer ataca a perros y gatos mayores

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Es una realidad que casi el 50 % de los fallecimientos que se producen en las mascotas de más de 10 años de edad se deben al cáncer. Los humanos y las mascotas prácticamente tenemos los mismos tipos de cáncer y más o menos en las mismas proporciones, aunque lo que sí es distinto en muchas ocasiones son las causas que lo producen.

Un cáncer es una afección en la que se produce una rápida división celular. Las células se reproducen a un ritmo excesivo y pueden extenderse por metástasis a otras zonas del cuerpo, llegando a provocar incluso la muerte.

La mayoría de los cánceres son detectables mediante examen físico, por lo que una exploración física anual puede ayudar a prevenirlos de manera efectiva.

La Esperanza de vida de los gatos y de los perros ha aumentado en los últimos 20 años, gracias al avance de la medicina veterinaria, a los protocolos preventivos, y a la predisposición de los propietarios a cuidar a sus mascotas.

Como los perros y los gatos cada vez viven más, veterinarios y propietarios se afanan en que sus mascotas sean felices el mayor número de años posible con calidad de vida.

Los avances en oncología humana permiten tratar a pacientes oncológicos veterinarios con protocolos que antes se desconocían.

La aparición de especialistas en oncología veterinaria, ha dado pie a tratamientos personalizados de última generación, que están permitiendo prolongar la vida a muchos pacientes.

Está comprobado que existen productos naturales que son una gran alternativa para mantener y recuperar la salud de nuestras mascotas. De hecho, yo recomiendo el uso de PET-ONCOL para prevenir esta grave enfermedad.

Es considerada la quimioterapia natural, pues elimina las células cancerosas sin dañar las células sanas. Eficaz como coadyuvante en el tratamiento del cáncer, especialmente en cáncer de mamas, páncreas, colon, próstata, pulmón e hígado. Evita el crecimiento de tumores malignos y previene la formación de tumores. Puede ser utilizado de manera preventiva en perros de razas susceptibles a desarrollar tumoraciones. Además, al ser un buen antioxidante, ayuda a revertir los signos de envejecimiento prematuro.

Este producto natural mejora el desempeño general de las funcionas orgánicas y fortalecen las defensas del cuerpo para evitar que las enfermedades y las infecciones irrumpan y generen complicaciones graves de salud.

Síntomas del Cáncer
La observación por parte de los propietarios, de cambios más o menos notables en el cuerpo de sus animales o en su estado general es vital para el reconocimiento precoz de los primeros síntomas de cáncer.

Los síntomas que llaman la atención a simple vista y que deben ser considerados como una potencial neoplasia o tumor son:

⦁ cualquier cambio en la forma o hinchazón
⦁ protuberancia o bulto
⦁ heridas que no terminan de cicatrizar
⦁ vómitos y/o diarreas
⦁ dificultad respiratoria
⦁ dificultad para tragar

Síntomas no visibles al 100%, pero la persona que conoce a su mascota le deben llamar la atención.

⦁ apatía
⦁ cambios en la cantidad de comida que ingiere
⦁ cambios en la cantidad de agua que bebe
⦁ pérdida de peso
⦁ palidez de mucosas
⦁ mal aspecto del pelaje
⦁ en general tristeza y pérdida de interés

TIPOS DE CÁNCER
La clasificación la podemos hacer de muchas formas: según la edad, la raza, el órgano afectado, etc.

La edad:
Las mascotas mayores padecen con mayor frecuencia cáncer, y como ya hemos indicado, lamentablemente es una de las causas más frecuentes de mortalidad a partir de 10 años.

Pero las mascotas jóvenes o de edad media, también pueden sufrir algún tipo de tumor que no se rige tanto por la edad.

Así los perros y gatos jóvenes pueden padecer osteosarcoma, mastocitoma e histiocitoma entre otros, así como linfoma, uno de los tumores o neoplasias más frecuentes entre nuestros peludos que, aunque es más probable su aparición en pacientes entre 6 y 10 años, con frecuencia lo diagnosticamos en animales más jóvenes.

La raza:
De todos es sabido que algunas razas como el bóxer y el Golden Retriever son más propensas a padecer algunas de estas patologías.

No hay que olvidar que los mestizos de las razas con mayor predisposición también pueden padecer dichas enfermedades con mayor frecuencia.

Sin entrar en detalles técnicos, en general las razas grandes como las indicadas anteriormente, así como los pastores alemanes y rottweilers pueden está predispuestas a algún tipo de tumor óseo como osteosarcomas apendiculares.

En el caso de los gatos, es curioso que uno de los tumores más frecuentes, el Linfoma, guarda una estrecha relación con pacientes infectados por el virus de leucemia o inmunodeficiencia, siendo los gatos “comunes” uno de los más afectados, debido a que se rescatan de la calle o se adoptan de albergues con esta infección que predispone al tumor.

Según el lugar de aparición
Cualquier célula del organismo del perro o del gato, tiene la capacidad de tumorarse, pudiendo aparecer neoplasias en la mayoría de los órganos y sistemas.

Algunos tumores son muy visibles como:
⦁ Los tumores de piel (carcinomas cutáneos, mastocitomas, etc).
⦁ Los tumores oculares en los párpados.
⦁ Los tumores en huesos que producen un cambio en la forma, como los osteosarcomas y condrosarcomas.
⦁ Los tumores en la boca (melanomas, fibrosarcomas, etc).
⦁ Los tumores mamarios son una de las causas más frecuentes de presentación de neoplasia en perros y gatos. Los propietarios suelen darse cuenta de la aparición de una nódulo o bulto en una mama de su mascota, mientras la acaricia. También es frecuente que sea el veterinario quién identifique el problema durante una exploración rutinaria en consulta.

Diagnóstico
Las pruebas que realiza el oncólogo veterinario para llegar a un diagnóstico concluyente, son las mismas que hacen los oncólogos en humanos. Lamentablemente, pruebas sencillas como analítica de sangre y orina, no suelen ser suficientes para diagnosticar el cáncer.

El diagnóstico por Imagen es necesario en muchas ocasiones, para que el veterinario oncólogo pueda diagnosticar el Cáncer en el perro y en el gato.

Radiografías de tórax, abdomen o huesos nos ayudan a identificar algún tipo de tumor y sus metástasis.

Igualmente, la ecografía es de gran valor para todo tipo de tumores de los órganos abdominales, como riñones, glándulas adrenales, estómago e intestino, páncreas, etc.

Pruebas avanzadas de imagen, como la resonancia magnética y el TAC son de utilidad para el diagnóstico de tumores primarios y metástasis, así como ayudar al veterinario a establecer claramente su tamaño y forma, determinando que órganos están afectados.

La biopsia consiste en obtener, igual que pasa en personas, uno o varios fragmentos representativos de la masa o de la neoplasia en cuestión. Se utiliza cuando la citología no es concluyente o como confirmación de esta.

Estas biopsias se pueden obtener de forma quirúrgica tradicional o usando elementos como los punchs, pequeños punzones que toman una muestra circular produciendo muy poco daño. Para tomar una biopsia si es necesaria en la gran mayoría de las veces, una anestesia general.

Tratamiento
Existen diferentes alternativas para el tratamiento de los pacientes oncológicos, ya sea de forma única o en combinación.

Con excepciones, el tratamiento quirúrgico, es la forma elegida para muchos de los tumores de los perros y los gatos. Una correcta cirugía con márgenes de seguridad suficientes, es curativa para muchos pacientes.

Las cirugías oncológicas deben hacerse considerando quitar todo el tumor con tejido sano de alrededor.
El control analgésico es necesario en este tipo de animales durante los primeros días.

La quimioterapia, de la mano con PET-ONCOL es una opción de tratamiento en el Cáncer en el perro y en el gato. Como sucede en la quimioterapia humana, consiste a grandes rasgos, en atacar el cáncer con sustancias que matan o no permiten que se reproduzcan las células tumorales.

Existen muchos tipos de quimioterapia. Algunas necesitan que los pacientes acudan al veterinario durante diferentes sesiones, y otras se pueden administrar en casa.

Es frecuente encontrar cierto rechazo que los propietarios de perros y gatos a administrar quimioterapia a sus animales. Por eso es importante que este tratamiento vaya de la mano con PET-ONCOL que actúa como inmunoestimulante, pues estimula y refuerza el sistema inmunológico del organismo y Citostático, porque detiene el crecimiento y desarrollo de células tumorales; coadyuvante en tratamiento de pacientes con cáncer.

La Radioterapia es otro posible tratamiento para algunos de estos tumores. La aplicación de radiación localizada sobre una masa, por ejemplo, reduce el tamaño de la misma, siendo curativa en ocasiones.

La decisión final es de la familia, siempre asesorados por el veterinario oncólogo, que debe detallar el tipo de tratamiento recomendado, duración, efectos secundarios y súper vivencia a medio o largo plazo.

Las visitas preventivas al veterinario salvan vidas pues en el diagnóstico precoz es un punto clave en el caso del cáncer.

Con esta información espero que tengas un poco más claro cómo actuar si tu engreído tiene con cáncer y entiendas que un gran porcentaje de ellos hacen una vida totalmente normal.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.