¿Por qué los gatos muerden a sus amos?

¿Por qué los gatos muerden a sus amos?

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Por lo general se asocia a los perros con los mordiscos, no obstante, a los gatos también les gusta morder. Los mininos arañan y muerden a sus propietarios por diversos motivos.

Ganas de jugar: Cuando nuestro gato tiene ánimo de jugar es común que mediante mordiscos suaves lo manifieste.

Como una forma de avisar: Muchas veces estamos acariciando o jugando con nuestro felino de forma que no es cómoda para él y se molesta. Los mordiscos serán una forma de avisar o alertar de su estado. Cuando se encuentran incómodos generalmente se chuparán el hocico para posteriormente disponerse a morder.

Un llamado de atención: Así como cuando quiere incitar un juego, muchas veces el gato muerde como una forma directa de llamar la atención ¿Razones?, pueden querer alimento, manifestar celosos o requerir cariño.

Una forma de demostrar afecto: Cuando los mordiscos responden a esta razón, lo harán de manera suave. Es frecuente en los gatos machos, sobre todo, también muerden a las hembras cuando se van a aparear.

Como queda de manifiesto, el actuar de los gatos es muy complejo y dependerá también de cada especie.

No obstante, lo aconsejable es intentar educar al felino desde pequeño y utilizar técnicas para enseñarle a no morder a los habitantes de la casa.

Cabe recordar que, a partir de la segunda semana de vida del gatito hasta la novena, se desarrolla la etapa de sociabilización. Es en este período cuando aprende a relacionarse y convivir con animales, personas, responder a estímulos, y a no morder también. Es normal que sean socializados por la madre, pero si no está esa opción deberá ser el dueño quien lo haga, una correcta enseñanza evitará malos comportamientos en su adultez.

Cómo enseñarles a no morder
Se le puede dar un “golpecito” en el hocico cuando muerda u optar por rociarlo con agua con un pulverizador. Los especialistas también recomiendan gritar fuertemente, como si hiciese mucho daño la mordida, esto con el fin de asustarlo y deje de repetir la conducta.

También da resultado dar un golpe en el suelo cuando nos muerde, con un periódico enrollado, por ejemplo.

Es aconsejable estimularlo siempre con juguetes, no usar manos ni pies o se pueden recibir mordiscos.

Los expertos en conducta animal aseguran que una vez recibido un mordisco no se debe quitar de manera rápida o brusca al gato de encima, ya que lo interpretará como un juego, conviene darle empujones suaves hasta alejarlo.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Evento Mishkat Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.