Mascotas en la era digital

Mascotas en la era digital

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Los gatos, perros y otras mascotas son consideradas miembros de la familia y fieles compañeros, día a día aparecen nuevas herramientas y tendencias que reflejan el papel cada vez más relevante que las mascotas juegan en la vida de las personas.

Con la llegada del COVID-19 y las cuarentenas que se implementaron por el mundo los tutores de mascotas requirieron consultar al veterinario en forma remota, por video y texto. Las autoridades de salud de algunos países han respondido a esta necesidad disminuyendo los requisitos para la habilitación de ese tipo de consulta.

En los Estados Unidos, los veterinarios ahora pueden realizar diagnóstico de enfermedades y prescribir medicamentos sobre la base de una consulta virtual, antes esto solo era posible luego de una examinación física realizada en una consulta presencial.

Este nuevo método representa una enorme evolución para el sistema de salud animal del mundo. Muchos países europeos, como Alemania, Francia o el Reino Unido, siguen esta tendencia, mediante la búsqueda de formas de integrar la telemedicina a sus sistemas de salud. China y Japón están muy interesados en esta tendencia también.

La Federación de Veterinarios Europeos (FVE) emitió un informe en que el que se presenta una descripción general de la telemedicina veterinaria junto con recomendaciones a los organismos reguladores veterinarios para apoyar las ventajas al tiempo que previene o mitiga los riesgos que la telemedicina afecte a la calidad de los servicios prestados o a la posición independiente del veterinario.

En este sentido, la FVE subraya que “siempre que haya nuevas herramientas y tecnologías disponibles para los veterinarios, es importante asegurar que estas herramientas y tecnologías sean beneficiosas para la profesión veterinaria y no afecten negativamente la forma en que los veterinarios administran sus servicios de manera independiente y responsable”.

Así, según la FVE, la telemedicina es una herramienta de apoyo a los veterinarios que puede complementar otros métodos para hacer una consulta o un diagnóstico. No obstante, destacan que “la telemedicina no reemplaza a los veterinarios, independientemente de las herramientas que se utilicen, los veterinarios siempre son plenamente responsables de los servicios profesionales que brindan”.

¿QUÉ ES LA TELEMEDICINA VETERINARIA?
La telemedicina veterinaria utiliza las nuevas tecnologías para trascender las barreras geográficas y aumentar el acceso a los servicios de salud. Esto permite a los veterinarios intercambiar datos e información de forma más eficaz. También permite a los clientes acercarse a su veterinario desde un lugar remoto al buscar su consejo.

Además, gracias a la telemedicina, los clientes pueden tener la oportunidad de acercarse fácilmente a diferentes profesionales, establecer comparaciones y elegir en consecuencia.

“Por estos motivos, para evitar el mal uso de la telemedicina y reducir la asimetría de información, los veterinarios deben estar sujetos a obligaciones éticas y legales en el uso de telemedicina. La naturaleza de la información, las acciones, las conclusiones o las recomendaciones que se pueden seguir son cruciales para el animal, el dueño del animal y el veterinario”, señalan.

La Clínica Veterinaria Pancho Cavero viene trabajando con estas nuevas herramientas, no sólo en consultas veterinarias, también monitoreando e intercambiando impresiones con profesionales de diversas áreas para brindar el mejor servicio a los pacientes y tutores.

Por otro lado, la FVE ha señalado cuáles son los 4 pilares en los que se sustenta la telemedicina veterinaria: la consulta remota, el diagnóstico remoto, la receta remota y los datos médicos generados por terceros.


La consulta remota implica el intercambio de consejos o referencias del veterinario al propietario del animal o un colega. Dicho consejo o referencia debe basarse en la confianza mutua y la calidad de los intercambios información.

En este aspecto se recomienda a los organismos reguladores definir aquellos casos en los que la consulta remota se puede realizar, principalmente donde exista una necesidad de atención urgente, necesidad de asesoramiento de expertos (segunda opinión y caso de remisión) o para superar las barreras geográficas.

El diagnóstico remoto, la FVE aconseja que se definan los casos en los que el veterinario pueda determinar si se necesita un examen físico adicional. Por otro lado, respecto a la prescripción remota de un fármaco, la federación indica que se deben regular aquellos casos en los que se puede realizar, pero también se debe evitar las posibles malas prácticas y el uso indebido de medicamentos como los antibióticos.

Por último, el cuarto pilar que menciona la FVE lo constituyen los datos médicos generados por terceros, sobre los cuales recomienda que los organismos reguladores consideren cómo y bajo qué circunstancias se pueden utilizar estos datos (por ejemplo, calidad y aspectos de confidencialidad).

Y es que, apuntan que dichos datos deben almacenarse de conformidad con la normativa vigente sobre protección de datos, privacidad y confidencialidad profesional. El mantenimiento de registros de tales datos debe estar bajo la responsabilidad del veterinario.

Tecnología a favor de su salud
Los veterinarios han estado intercambiando información con clientes y colegas por diferentes medios como el WhatsApp o el correo electrónico, los cuales han facilitado durante mucho tiempo las consultas veterinarias, según indican desde la FVE.

“En la actualidad, los avances en comunicaciones y el aumento del acceso a internet por parte de la población en general y los profesionales han revolucionado la prestación de todo tipo de servicios, incluida la asistencia sanitaria”, explican.

Asimismo, apuntan que las nuevas tecnologías de la comunicación “han sido uno de los principales impulsores del desarrollo de la telemedicina”. Y es que, explican que la revolución digital ha permitido el intercambio remoto de datos clínicos, incluidos vídeos e imágenes en alta calidad para facilitar el diagnóstico, el tratamiento y el asesoramiento por parte de expertos.

Por otro lado, los tutores utilizan tecnología para mejorar las vidas de sus mascotas, como lo hacen con sus propias vidas. Un gran porcentaje cuentan con herramientas tecnológicas para ellas.

Con la aceleración de la telemedicina, en el futuro la consulta al veterinario se volvería mucho más conveniente. No solo las opciones de salud para mascotas se vuelven cada vez más versátiles. Su rol en la sociedad también está cambiando.

En los últimos años las mascotas pasaron de estar fuera de casa a estar “dentro de la casa” e inclusive comparten el espacio dónde sus tutores comen y duermen.

Para la mayoría de las personas las mascotas son parte de la familia.
Esto significa que quieren que sus mascotas tengan la misma calidad de vida que gozan ellos. Lo que lleva a un proceso que se llama humanización de las mascotas.

Esta tendencia se volverá más dinámica en el futuro. Los dueños usan tecnología y aplicaciones para identificación y rastreo, para monitoreo del comportamiento de la mascota (hasta existen sensores para la cama del gato), y también para evaluar su estado físico por medio de apps.

La voluntad de los tutores de invertir más dinero en el cuidado de la salud de sus mascotas y en prevención también ha aumentado considerablemente y los tutores buscan la manera de darles una mejor calidad de vida y facilitar las, a veces, estresantes consultas.

Sin embargo, la consulta y el examen físico, además de la prescripción y dispensación de medicamentos veterinarios a los animales, son preferibles a los métodos electrónicos.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Evento Mishkat Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.