Adoptar un gato abandonado

Adoptar un gato abandonado

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Cada año miles de gatos son abandonados. Estos deambulan por la calle esperando un triste final o si tienen suerte terminan en alguna asociación o refugio a la espera de que alguien les de otra oportunidad.

Adoptar un gato abandonado es una gran decisión, que obviamente le cambiará la vida a ese felino. Pero antes de precipitarte hay varias cosas que tienes que tener muy en cuenta para poder llevarlo a tu casa y todo salga bien, sobre todo en casos en los que los gatos son mayores, o cuando se ha producido un episodio traumático en la vida del minino.

Antes de adoptar un gato lo primero que debes pensar es qué tipo de gato quieres sacar del refugio, la edad, el tamaño, etc. Es una decisión con la que tendrás que lidiar cada día, así que no está de más que te tomes unos días para pensar bien la decisión.

Sobre todo, debes saber si tendrás tiempo los primeros días que el gato estará en tu casa para que pueda adaptarse y si vives con alguien determinar si ellos se adaptarán bien al tema.

De ser posible averigua todo lo que puedas sobre el pasado de minino: cómo fue encontrado, cómo pasa los días, si sufrió algún maltrato o lesión. Es una manera de tratar de conocer los posibles miedos o traumas que puede haber desarrollado.

Llévalo al médico veterinario para un chequeo general, así como para ponerles sus vacunas y desparasitarlo. Siempre es bueno que mantengas estas visitas periódicamente. Siempre es mejor prevenir.

Recuerda que una vez que lo lleves a tu casa el felino estará en constante alerta. Trata que su nuevo hogar tenga la mayor calma posible para no sobresaltarlo. Un periodo de estrés puede hacer que se le bajen las defensas por lo que debemos estar atentos a su salud.

Los primeros dos días se cariñoso, pero déjalo a su aire, es importante que el gato viva sin presión el proceso de adaptación. Ya se acercará a ti cuando necesite cariño.

Será el minino quien decida cuál será su habitación preferida, por parecerle más segura y le dé más confianza. Coloca allí, provisionalmente su bandeja sanitaria y sus platos de comida y agua (no los pongas junto a la bandeja donde hace sus necesidades). Luego de un período de adaptación podrás colocar sus cosas en el lugar que tenías previsto.

Si ya tienes un gato en tu vida y decides adoptar otro debes tener un cuidado especial para presentarlos y puedan convivir pacíficamente. Deja que se huelan e interrelacionen.

Si crees que educar a un gato recién nacido es difícil educar a uno que fue abandonado lo es todavía más. Conversa con todos los miembros de tu familia para que todos actúen de la misma manera con el nuevo integrante de la familia.

Por norma general adoptar a un gato adulto es perfecto para gente que nunca ha tenido un minino. Este ya tiene un carácter establecido y no hará tantas travesuras como un gatito pequeño.

Con un animal que fue maltratado es mejor tener experiencia en estos temas, porque la adaptación suele ser más larga y a veces complicada. Ellos pueden ser muy tímidos o agresivos y desconfiar de aquellos que se les acerquen por las malas experiencias vividas.

En todo caso es importante que recuerdes que un gato no es un perro pequeño, por lo que debes informarte sobre su cuidado, el tipo de alimentación y necesidades de acuerdo su edad y raza.

Tener un gato en casa es una experiencia maravillosa que, si se tienen en cuenta las pautas adecuadas no sólo te enriquecerá como persona, sino que salvarás sin ninguna duda su vida y le darás una nueva oportunidad de vivir rodeado de gente que lo quiere.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.