La tos de las perreras

La tos de las perreras

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

• La “tos de las perreras” es un síndrome respiratorio muy contagioso que afecta las vías respiratorias superiores de los caninos
• Puede presentarse a cualquier edad, aunque es más probable que los perros adultos puedan mostrar inmunidad ante una reinfección
• Se conoce con este nombre porque esta enfermedad puede propagarse rápidamente entre los perros que conviven en lugares como albergues y criaderos.

La tos de las perreras, conocida anteriormente como traqueo bronquitis infecciosa canina, es una infección de las vías respiratorias superiores que afecta a los perros. Esta enfermedad puede ser producida por múltiples agentes causales, siendo el más común la bacteria Bordetella bronchiseptica, seguida del virus de la parainfluenza canina y, en menor medida, el coronavirus canino.

El nombre “tos de las perreras” se debe a que, antiguamente, esta enfermedad se producía únicamente en aquellas perreras o criaderos con inadecuadas condiciones higiénicas. Sin embargo, en los últimos años, el incremento de las protectoras de animales, albergues de mascotas abandonadas, paseadores de perros, exposiciones caninas y, en general, de lugares en los que se concentran un gran número de perros, ha dado como resultado una mayor propagación de esta patología, debido más a su elevado índice de contagio, y no tanto por condiciones inapropiadas.
En líneas generales, la tasa de mortalidad de este síndrome no es muy alta, aunque esto dependerá del agente patógeno que lo produce y del estado inmunológico de tu perro.

En la mayoría de casos, los síntomas remiten en pocas semanas. Sin embargo, si el perro ya tiene otras enfermedades, podría desarrollar complicaciones graves y acabar muriendo.


Síntomas
Como podrás inferir por el nombre de esta enfermedad, el síntoma más claro y evidente es la tos, la cual es una tos seca, estridente y persistente que se presenta de repente cuando el perro siente presión en el cuello (con el collar, por ejemplo) o realiza un esfuerzo físico.
Pueden presentarse además vómitos de flemas espumosas blancas (como clara batida).

En los casos leves, la actividad de los perros con esta enfermedad puede ser regular. Sin embargo, en casos severos, podemos observar algunos de los siguientes síntomas ( o todos): secreción nasal, decaimiento, fiebre, inapetencia, dificultad para respirar e intolerancia al ejercicio, pudiendo incluso complicarse con una neumonía.

Transmisión
Es una enfermedad altamente contagiosa y se disemina a través de la tos y estornudos, por el aire, y por contacto indirecto (compartir el mismo plato de comida o bebida, por ejemplo).
¡¡No es contagioso para los seres humanos!!


Diagnóstico
Si sospechas que tu perro podría haber contraído la tos de las perreras, llévalo al veterinario inmediatamente. Luego de hacerte unas preguntas y hacer un examen clínico, podrá solicitarte unas pruebas de laboratorio como cultivo de muestras o test PCR.

Tratamiento
Si tu veterinario diagnostica esta enfermedad, seguramente recetará antibióticos y antiinflamatorios por al menos una semana. Además, deberás proporcionar una nutrición apropiada para tu perro y deberás mantener los ambientes limpios y desinfectados. De otro lado, evitarás que el perro permanezca en ambientes con alta humedad y corrientes de aire, y evitarás situaciones de estrés y agitación.
En caso de tener otra mascota en casa se sugiere separarlas, ya que esta enfermedad es muy contagiosa.

Prevención
La prevención es mediante la vacunación de adenovirus canino, moquillo, parainfluenza y Bordetella. Para aumentar la efectividad, las vacunas deben administrarse lo antes posible después de que un perro ingrese a un área de alto riesgo, como un albergue o criadero, pues se requieren de 10 a 14 días para que se desarrolle la inmunidad parcial.

En general y para cualquier perro, un protocolo adecuado de vacunación será la aplicación de tres refuerzos de la vacuna durante su vida de cachorro y, luego, una revacunación anual.

La vacunación no asegura que no se contraiga la enfermedad, pero sí atenúa y acorta los signos, y evita también una infección secundaria.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa Evento Mishkat

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN