¿Qué hacer si tu perro sufre un accidente?

¿Qué hacer si tu perro sufre un accidente?

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

• Tomarle el pulso, frenar la hemorragia y ser cuidadoso en el movimiento al veterinario son primeros auxilios que tienen la posibilidad de rescatar la vida del animal

Cucho es un inquieto felino que nunca imaginó que una de sus travesuras lo pondría al borde de la muerte.
El ágil felino calculó mal uno de sus saltos y al caer al vacío su cuerpo quedó atravesado por los fierros de construcción de una obra cercana.
Los bomberos luego de recibir la llamada de un vecino acudieron al rescate, tratando de no dañar a Cucho en el proceso, pues había sido atravesado de lado a lado por los oxidados metales.
Los médicos veterinarios que lo atendieron quedaron impresionados por la situación de Cucho, quien llegó a la clínica con Seis kilos de fierro acuesta.
Las varillas cruzaban la parte abdominal del minino, afortunadamente sin dañar ningún órgano vital.
Tras una larga e intensa cirugía fueron retiradas una a una las barras que ponían en riesgo la vida del inquieto felino.
Los médicos hicieron todo lo que estaba en sus manos para salvarlo, pero ahora todo depende de la voluntad de vivir de Cucho.
Luego de 15 horas de tensa espera se pudieron escuchar los primeros maullidos de nuestro suertudo amigo, quien gasto las 7 vidas que tienen los gastos de un solo golpe.
Las ganas de vivir de Cucho pudieron más que la mala suerte y ahora Cucho vive feliz con su familia.


Este es un ejemplo muy extremo. En este caso Cucho tuvo mucha suerte y contó con ayuda especializada, pero…
¿Tú sabes que hacer durante una emergencia?

Durante el día a día los paseos y las salidas al aire libre son situaciones en las que el perro corre peligro de padecer un percance. Accidentes, contusiones, heridas o fracturas de gravedad. A medida que llega la ayuda veterinaria siempre es bueno saber cómo actuar frente a una emergencia, esto puede salvar la vida de nuestro peludo amigo.
Este es un alcance de los primeros auxilios necesarios en caso que tu perro sufra algún accidente y el valor del botiquín y los chequeos preventivos en el perro.

PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE ACCIDENTE DEL PERRO
Un atropello o un golpe fuerte son un peligro para la vida del perro. En caso de infortunio, debemos tumbar al perro sobre su costado derecho (en postura de salvamento) y abrigarlo con una manta.

Si el perro queda inconsciente a causa del efecto, se debe situar el cuello de manera recta para permitir el ingreso de aire, abrir su boca, sacar la lengua con cuidado y borrar cualquier material que logre impedir el paso del aire.
Para verificar que el perro respira, se puede mirar si su pecho asciende y baja. Si se necesita tomar el pulso, se puede palpar la parte interna de las patas traseras. El número de pulsaciones usuales para un perro que pesa menos de 13 kilos oscila entre 100 y 160 por minuto.

Debería contabilizarse el número de latidos del perro durante 15 segundos y multiplicar la proporción de pulsaciones percibidas por 4, para obtener el número de latidos del perro por minuto. Conviene repetir la operación para aseverarse de que el recuento fue adecuado.

El traslado al veterinario debe ser un trato muy especial. Se debe tratar que sea lo menos incómodo y doloroso para él. Lo más correcto para su movimiento es acostarlo sobre una manta. Si el movimiento se hace en automóvil, jamás lo ponga en el suelo: el menor frenazo podría lastimarlo más.

¿CÓMO ACTUAR FRENTE HEMORRAGIAS, FRACTURAS Y ASFIXIAS?
Un accidente puede provocar hemorragias, fracturas de huesos, e inclusive, que la respiración del perro se debilite.
Pero, ¿qué debemos hacer en estás situaciones?
Hemorragias. Es importante parar lo más rápido posible el sangrado. Aplique sobre la herida del perro una compresa de tela -nunca de algodón pues libera fibras- empapada en agua.
Cuando se haya detenido, corte el pelo cerca de la herida para que permanezca limpia y la curación se acelere. Después acuda al veterinario.
En el caso que la herida sea originada por la mordida de otro perro debemos recortar el pelo cerca de la herida y limpiar con mucho cuidado el área infectada. Emplee para eso agua tibia y un sanitizante dérmico suave para, luego, ejercer una crema antiséptica. Si la herida fuera fuerte, acuda de manera directa al veterinario.

Fracturas. Siempre actúe con el mayor cuidado y suavidad, evite todo desplazamiento innecesario. Si se poseen ciertos conocimientos de primeros auxilios, se puede inmovilizar el área lesionada con una revista o periódico, atado o vendado cerca de la extremidad afectada. En caso opuesto, es aconsejable no manipular el sector, debido a que se corre el peligro de empeorar la lesión.
Asfixias. Si el perro tuviera indicios de asfixia tras caer al agua, levántelo por las extremidades posteriores para que salga todo el líquido de sus pulmones. Si tuviera dificultades para respirar trate de reanimarlo tras presionar rítmicamente a los dos lados del tórax.
En la situación de que esto resultara insuficiente, cierre bien la boca del animal y sople por medio de la otra mano (cerrada y a modo de tubo) sobre los agujeros de su nariz.

ENVENENAMIENTO O INTOXICACIÓN.
Este es otro de los riesgos que corre un perro que pasea al aire libre. Lamentablemente no faltan los inescrupulosos que usan la comida para esconder el olor y el sabor del veneno. Las señales que advierten de que un perro ha ingerido veneno son los vómitos, convulsiones, mareo, desorientación, e inclusive, puede expulsar espuma por la boca.
• En caso de envenenamiento, es sustancial intentar de detectar el veneno y guardar una muestra para llevar al veterinario.
• Intente que el animal beba leche o agua para diluir el veneno.
• En caso de que la sustancia tóxica entre en contacto con la dermis del perro, lávelo con grandes cantidades de agua para que no se lama e ingiera el veneno. Si se necesita, córtele el cabello para borrar los restos del producto.

LESIONES EN LOS OJOS
En raras ocasiones, durante el paseo de tu engreído algunos granos de arena, e inclusive ramas de árboles puntiagudas, tienen la posibilidad de dañar los ojos del perro.
• Si se genera una herida en el globo ocular del perro y el párpado está cerrado, no le fuerce para que lo abra.
• Si el ojo está fuera de su órbita, no trate de recolocarlo: manténgalo humedecido (con suero fisiológico) y salvaguardado a medida que busca ayuda veterinaria.
Quemaduras en el ojo del perro. En caso de que el globo ocular padezca una quemadura gracias a un tóxico o producto corrosivo, lávelo rápido y retire con una gasa o tela limpia humedecida (no con algodón) los restos del mánager atacante.

BOTIQUÍN Y CHEQUEOS PREVENTIVOS EN EL PERRO
Mucha gente no lo hace, pero, así como tenemos un botiquín de primeros auxilios para nosotros, también es necesario contar con uno para nuestras mascotas.
Este botiquín debe contener guantes de goma estériles, tijeras, goma flexible para torniquetes, soluciones yodadas (antiséptica), férulas para un entablillado, vendas, esparadrapo, termómetro clínico, pinzas, algodón, agua oxigenada, alcohol y gasas.

Recuerda que lo mejor siempre es prevenir en lo posible el riesgo de accidentes o cualquier tipo de inconvenientes. Es importante que una vez al mes usted mismo someta a su engreído a un chequeo sanitario, revisando exteriormente si hay algo anormal en su macota (heridas, lesiones, etc.) sin olvidar que esta tarea ha de ser meramente preventiva. Frente a cualquier síntoma persistente de patología, debe asistir a un veterinario de confianza.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN