Cuidado con los parásitos en nuestros niños

Cuidado con los parásitos en nuestros niños

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

• Los parásitos intestinales son microorganismos o gusanos que ingresan al cuerpo del niño a través de una transmisión fecal u oral
• Las parasitosis en los niños pueden pasar desapercibidas


Muchos de los que amamos a los animales queremos que nuestros hijos tengan la experiencia de convivir con ellos. En mi opinión, todo niño debería tener una mascota, pues ayuda a desarrollar valores fundamentales como la responsabilidad, la empatía, entre otros. Además, sabemos que la química que se forja entre un niño y su animalito es única y se asemeja al amor entre hermanos o amigos incondicionales. Sin embargo, existen unos seres que pueden interponerse en ese amor entre los chicos y sus mascotas: LOS PARÁSITOS.

Los parásitos, si bien pueden tener su origen en los alimentos mal cocidos o ser transmitidos entre las personas, también pueden pasar a nuestros niños a través de sus mascotas si no son desparasitadas oportunamente.

Por lo tanto, acá te daremos algunos tips para que tu hijo pueda seguir disfrutando del amor de su mascota sin riesgo alguno:

• Desparasita adecuadamente a tu perro o gato siguiendo las recomendaciones y el calendario brindados por tu veterinario de confianza. La desparasitación es de dos tipos:

• Desparasitación interna: se realiza para prevenir los parásitos internos como gusanos y tenias que pueden ser transmitidos a los humanos, en especial a los más pequeños que tienen sus sistemas inmunológicos aún inmaduros.

• Desparasitación externa: es de suma importancia para mantener a tu mascota libre de parásitos como pulgas y garrapatas, que no sólo son molestas y peligrosas para tu mascota, sino que también pueden picar a tus hijos provocando lesiones o transmitiendo otras enfermedades (como las tenias).



• Recolecta siempre las heces de tus mascotas lo más pronto posible, tanto en tu casa como en el parque, pues en la medida que pasan las horas, los huevos que salen con la materia fecal se vuelven “infestantes”, eso quiere decir que están listos para “atacar” y representan una fuente de contagio para las mascotas y las personas.

• Si hay un lugar específico con tierra o arena donde tu mascota hace sus necesidades, intenta que los chicos no frecuenten esa zona o al menos que no jueguen con esa tierra ni se lleven las manos a la boca.

• Evita alimentar a tu perro con carnes crudas o mal cocidas de dudosa procedencia, ya que pueden contener quistes de parásitos. Si eres un seguidor de las dietas B.A.R.F., asegura que las fuentes de proteínas sean de buena calidad y origen inocuo.

• Evita que los niños tomen agua del bebedero de la mascota o coman de su plato. Muchos niños querrán compartir el plato con su mejor amigo.

• Asegúrate siempre de que los niños se laven las manos luego de jugar con su mascota, con tierra o arena.

SIGUE ESTOS CONSEJOS PARA ASEGURAR UNA HERMOSA Y SALUDABLE RELACIÓN ENTRE LOS NIÑOS Y SUS MASCOTAS.

ELLOS SE LO MERECEN!!!

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN