El gato en la caja

El gato en la caja

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Cuando hablamos del gato en la caja no nos referimos al famoso experimento del “gato de Schrödinger” sino de la curiosa y tierna manía que tienen nuestros amigos felinos de adueñarse y esconderse en cuanta caja este a su alcance.

Cuando decimos cajas, estas pueden ser pequeñas, grandes y medianas, de zapatos, electrodomésticos, de cartón arrugado y un largo etc.
Esta situación ha sido ampliamente documentada en internet, en una tierna historia que nunca nos atreveríamos a romper.

Pero, ¿qué motiva a estos curiosos felinos a apoderarse de cuanta caja vean?
La ciencia ha encontrado la respuesta (en realidad son varias) a este misterio felino: la principal es porque son espacios cerrados y confinados. Los gatos son depredadores de emboscadas y encontrar lugares confinados donde puedan esconderse, cazar presas y sentirse seguros y cálidos es un comportamiento instintivo y las cajas de cartón se ajustan perfectamente a tal propósito.

Los gatos obtienen comodidad y seguridad de los espacios cerrados, por eso les encanta pasar tiempo en cajas de cartón. Los gatos usan cajas como escondites donde los depredadores no pueden acercarse sigilosamente por los costados o por detrás.


Si tu gato está en una caja, cualquier "intruso" como presas, humanos u otras mascotas, tienen que entrar directamente en su campo de visión, lo que significa que nada puede sorprenderlos.

Y a los gatos les gustan las cajas porque ayudan a reducir el estrés y ofrecen una zona segura donde tu gato puede observar y no ser visto. Esto es ideal para los gatos, ya que su reacción a situaciones estresantes es a menudo correr y esconderse.

Según los etólogos las cajas enriquecen su entorno, les anima a jugar, les ayudan a calentarse y mejoran las relaciones con otros felinos con los que comparten la vida. Los gatos no solo adoran las cajas: resulta, además, que las necesitan y pueden tener un impacto importante en su bienestar físico y mental.

El gato adoptado se acostumbra antes a un hogar nuevo cuando hay una caja. También hay menos probabilidades de que reaccione de forma agresiva, por puro miedo, y este más interesados en interactuar con los humanos.

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Utrecht descubrió otra razón por la que los gatos aman las cajas. El estudio se realizó en un grupo de gatos de refugio, y a la mitad se les asignaron cajas y a la otra mitad no. La investigación descubrió que los gatos con las cajas se recuperaron más rápido y se adaptaron más rápido a su entorno.
¡Esto muestra que las cajas son increíblemente beneficiosas para los gatos para ayudar a lidiar con el cambio!

Otra razón por la que los gatos aman las cajas es porque son geniales para el calor. El cartón no solo es un aislante increíble, sino que el pequeño espacio que ofrecen las cajas alienta a tu gato a acurrucarse y relajarse, lo que lo convierte en un espacio cómodo y cálido. La temperatura ideal para que los gatos se sientan cómodos es de alrededor de 37 °C, por lo que el calor es muy importante para tu felino.

Y al mismo tiempo, el frío explica por qué los gatos adoran enrollarse en pequeñas cajas y otros sitios de tamaño reducido: el cartón es un gran aislante térmico, que ayuda al gato a conservar su temperatura corporal. La estrategia del gato mejora cuando se enrosca: las formas redondeadas pierden menos calor que las alargadas.

Pero, estas no son las únicas explicaciones del amor de los gatos por las cajas.

Cada gato es distinto, impredecible. Aunque sí parece tener algo en común: el gusto por enrocarse en cajas y otros sitios raros y pequeños para descansar.

Los gatos son criaturas notoriamente curiosas, por lo que no debería sorprender que cada vez que compres algo nuevo se dirijan directamente a investigar. No solo el nuevo elemento huele diferente, sino que tu gato también siente curiosidad por ver cuál es el propósito del nuevo elemento en el hogar. Si compras un artículo que viene en una caja, ¡no te sorprendas al ver a tu gato frotándose a su alrededor y luciendo bien!

Otra razón por la que a los gatos les gustan las cajas, es porque son un excelente lugar para dormir. Los gatos pasan hasta 18 horas todos los días durmiendo, por lo que es importante encontrar el lugar perfecto. Donde puedes ver una simple caja de cartón, tu gato ve una cueva segura y lujosa que promete calidez y protección. Recomendamos proporcionarle a tu gato una caja en casa para que tenga un espacio seguro y de escape.

Otra razón por la que los gatos aman tanto las cajas es la textura. El cartón es la textura perfecta para que tu gato muerda y se rasque, por lo que es muy divertido jugar con él. Muchos propietarios encuentran que a los gatos les encantan las cajas solo para morder y masticar, y pronto las hacen trizas. Para tu gato, una caja vieja y simple es un juguete realmente interesante y divertido que puede mantenerlos entretenidos durante días.

Hay muchas razones que pueden explicar por qué los gatos piensan que las cajas son irresistibles, pero en gran medida se reduce al hecho de que son espacios cerrados.

Bravecto 12 Semanas
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de RipleyPets Perú (@ripleypetsperu)

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.