¿Tu perro come pasto?

¿Tu perro come pasto?

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Se sabe que los perros son carnívoros por naturaleza, entonces ¿Por qué un perro comería pasto? Este comportamiento suele preocupar a quienes tienen la oportunidad de verlos lamer o masticar el jardín tanto en casa como en la calle, pero como en toda conducta canina, hay una explicación.

De hecho, es bastante común que los perros coman pasto, incluso se ha observado en perros salvajes. Un estudio realizado a 49 dueños de perros que tienen acceso a jardín, indicó que el 79% había comido diversas formas de plantas, mientras que otra encuesta arrojó que el césped es el favorito de los canes. La buena noticia es que no causa mayores problemas.

"Los perros comen plantas porque les ayuda a regurgitar o vomitar y, por tanto, a limpiar su estómago ", explica el nutricionista canino Carlos Alberto Gutiérrez. Para un can que tiene acceso a hierbas frescas de forma habitual, no es extraño ingerir plantas.

Muchos perros comen pasto y luego vomitan, esto es completamente normal y quizás lo hagan a propósito. Algunos perros también pueden comer pasto cuando tienen malestar estomacal. Sólo debes evitar que coman pasto o hierba que pueda ser venenosa para ellos.



LOS PERROS COMEN PASTO POR 3 RAZONES PRINCIPALES:

1.- Cuando hay un malestar digestivo, los perros pueden comer pasto para deshacerse de las toxinas en el estómago, pero en estos casos, generalmente veremos otros signos de enfermedad (se relamen, babean, vómitos, diarreas).

2.- El pasto les aporta fibra y clorofila, un pigmento verde que se encuentra en plantas. Se cree que la clorofila podría ayudar a: Formación de los glóbulos rojos, combatir infecciones, curar heridas, fortalecer el sistema inmunológico, prevenir cálculos de oxalato de calcio en la vejiga, proteger el tracto digestivo, células dañadas y cáncer. Así como alimentar la flora intestinal.

3.- Porque simplemente es un comportamiento normal. Los perros salvajes como los lobos y los coyotes también lo hacen. Entonces, si tu perro ingiere adecuadas cantidades y calidades de verduras en su dieta y se siente bien, es posible que lo haga simplemente para jugar, masticar y morder.

A CONSIDERAR:
El pasto no es una gran fuente de clorofila porque es difícil de digerir. Por lo que no creas que con solo esa fuente de fibra es suficiente.

Asegúrate que el pasto que consuma no esté rociado con pesticidas o productos químicos y realiza controles coproparasitológicos periódicos.

A la pregunta si dejar o no que tu perro coma pasto, la respuesta es ‘depende’. Si sospechas que lo hace por aburrimiento, no está de más darte una vuelta por la tienda o la clínica veterinaria para buscarle un juguete.

Los huesos manzano que venden en el mercado también son una excelente opción para quemar energía y ansiedades. Los paseos, el ejercicio y las actividades divertidas son otra excelente opción.
En caso la conducta de tu perro se deba a alguna deficiencia alimenticia, tal vez deberías de considerar cambiarle de comida o suplementarla.
Muchos expertos coinciden en que un perro que come pasto no está en mayor riesgo, salvo que el césped que coma esté contaminado con pesticidas, lo cual es altamente tóxico. También es importante ver qué plantas está comiendo pues algunas pueden causar envenenamiento.


Ante la duda consulta siempre con tu veterinario frente a este comportamiento e incorporen verduritas a su dieta

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN