Importancia de la cola de los perros

Importancia de la cola de los perros

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

La cola es una de las partes más importantes para un perro, ya que con ella es capaz de comunicarse, y nos da mucha información sobre el animal, desde la raza hasta su estado de ánimo.

Sin embargo, no todos estos apéndices son iguales: así como hay razas de perros cada una tiene un tipo específico de cola dependiendo de la especie.

Por ejemplo, sabían que este apéndice está compuesto de entre seis y 23 vértebras móviles. Estas vértebras están recubiertas por una musculatura versátil que, a su vez, tiene varios segmentos capaces de movimientos finamente graduados que son los que permiten que el perro levante la cola, la mueva de lado a lado o la esconda entre las patas traseras.

Este caudal de músculos se encuentra en las vértebras lumbares, el sacro (la zona más baja de la región trasera) y las vértebras de la cola y ejercen presión sólo en esta zona del cuerpo del animal. Estos músculos, a su vez, están unidos a las vértebras por tendones y los tendones que se encuentran al final del todo están unidos a la última de las vértebras.

Parte de esta musculatura está conformada por músculos asociados con el recto, el ano y el diafragma pélvico. Además, cuenta con entre tres y siete nervios asociados con estos músculos de la cola.

La unión de estas vertebras y musculatura les permite hacer múltiples movimientos que van desde elevar la cola y moverla de un lado al otro, hasta arrastrarla entre las patas traseras.

La cola de los perros tiene una función muy importante: cada vez que el perro la mueve, actúa como un “ventilador” que ayuda a esparcir el olor característico de dicho animal. Y uno de esos olores superimportantes proviene de sus glándulas anales.

Las glándulas anales contienen una sustancia muy olorosa, que es tan particular de cada perro como lo son las huellas dactilares en los humanos. Y cada vez que el perro mueve su rabo, los músculos alrededor del ano se contraen y presionan dichas glándulas, provocando que su olor natural se disperse bien por el área en que se encuentra.


Debido a esto, un perro dominante, que lleve su cola erguida, esparcirá mucho más de su aroma individual que un perro que lleve su cola bajita. Del mismo modo, un perro atemorizado, que esconda su cola entre las patas traseras, estará previniendo que otros perros se acerquen a olerlo y, de ese modo, no estará llamando la atención hacia sí mismo.

El rabo de los perros también contribuye a mantener el resto del cuerpo balanceado cuando están realizando piruetas complicadas como saltar o caminar por una estructura estrecha o trepando por algún lado.

Los perros que corren a grandes velocidades, como los galgos, suelen tener colas finitas y considerablemente largas, en proporción con el resto de su cuerpo porque el rabo les sirve como contrapeso cuando cambian de dirección en medio de una carrera o hacen virajes cerrados. Esto, a su vez, les permite mayor agilidad para poder alcanzar mejor sus presas.

Los músculos de la cola son importantes también, para estabilizar la columna vertebral y apoyar la acción de los músculos extensores de la espalda, así como de la grupa y el trasero.

Por otro lado, algunos perros usan sus colas como timón a la hora de nadar. De hecho, las razas que son criadas específicamente para labores o deportes en el agua con frecuencia tienen colas gruesas, fuertes y muy flexibles que ayudan al perro a moverse con facilidad y a poder hacer maniobras en el agua.

Por si fuera poco, algunos perros usan sus rabos para propósitos de aislamiento térmico. Por ejemplo, las razas nórdicas y árticas suelen tener colas bien lanudas con pelaje largo y denso. Y cuando se acuestan sobre la nieve o el hielo, usan sus rabos para abrigarse y protegerse hasta el hocico de las temperaturas gélidas. A estos perros la cola también les sirve de timón cuando están tirando de trineos.


Medio de comunicación: Los rabos de los perros dicen mucho sobre el animal. Ellos usan mucho sus colas para comunicarse con nosotros y otros perros. Por medio de la misma expresan alegría, agresión, estrés y muchas otras emociones. Sólo basta con mirar la posición y el movimiento de la cola para saber lo que el perro está pensando.

Por ejemplo, cuando un perro pone su cola en alto y la mueve hacia adelante y hacia atrás, eso por lo general significa que se siente bien y contento. Cuando algo ha captado su atención, por lo general su cola está paralela con el suelo. Y, como casi todos saben, cuando esconde la cola entre las patas, es porque siente temor o quiere demostrar sumisión.

La cola rizada es común en los perros de clima frío del norte como el husky siberiano, akita o el esquimal americano; esto se debe a que ayuda a mantener caliente la cara y la nariz en las temperaturas bajas y retiene el calor del cuerpo durante el sueño.

Por su parte, la llamada cola de zanahoria es corta con una base más gruesa y se utiliza para sacar a los perros de las madrigueras subterráneas cuando persiguen a su presa y se puede encontrar en razas como la westland high terrier.

También existe la forma cónica, que es normalmente más gruesa en la base y se mantienen recta hacia arriba siempre, y suele encontrarse comúnmente en los terrier como border, airedale, y manchester.

En resumen, la cola de perro es un apéndice muy importante para ellos, pues les ayuda a moverse con mayor precisión y potencia. Sirve de apoyo y también les da impulso. Además, les protege de infecciones al cubrir parte de los genitales. Y por si fuera poco es su forma de comunicación preferida con las personas y los otros animales.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Evento Mishkat Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.