Causas para que tu gato no use la bandeja sanitaria

Causas para que tu gato no use la bandeja sanitaria

Clínica Veterinaria Pancho Cavero

Cuando tu querido felino deja de usar su arenero, lo normal es que empiece a hacer sus necesidades en otras zonas de casa dónde no debería.

No debes ignorar esta conducta, ni tampoco enfadarte con él, debes ser paciente y encontrar la causa de que se comporte así.

Se trata de un problema de conducta felina muy común y que por supuesto, tiene solución.

Lo importante es atajar este comportamiento lo antes posible para que no se convierta en algo crónico, ya que podría derivar en graves problemas de salud renal.

CAUSAS PARA QUE TU GATO NO USE LA BANDEJA DE ARENA:

La realidad es que, si tu pequeño amigo peludo empieza a hacer sus necesidades fuera de su cajón, escogerá las zonas más inesperadas de casa para ese menester: cajones, alfombras, cortinas, tras las puertas, la cama, etc.

Estos son sólo algunos de los rincones que puede que tu mascota elija para sus deposiciones.
Los felinos son animales territoriales y puede que lo hagan para marcar terreno. Es un hábito que hay que controlar y frenar para que no se convierta en una conducta habitual. Y ni se te ocurra pensar que esto es algún tipo de venganza gatuna, porque no lo es.

Los gatos no se comportan de esta forma para castigarte, no son sentimientos propios de los felinos.

No usa el arenero porque está enfermo
La causa más común por la que tu gato no usa su bandeja de arena, es por algún problema de salud. Podría tratarse de una patología renal o algún tipo de inflamación.

Las enfermedades renales son dolencias muy habituales en los gatos y debido a la inflamación pueden provocar mucho malestar a la hora de orinar.

Los conductos de salida de la orina se obstruyen debido a la formación de cristales y le provoca dificultades para hacer pis. Una manera de saber si tu felino tiene este tipo de problema es fijarte cuando haga sus necesidades.

Si notas que le duele, verás que llora o se queja cada vez que va al arenero. Al asociar ese sitio con el dolor, lo que hará es empezar a dejar de usarlo y decidirá expulsar sus micciones en cualquier otra zona.

No usa el arenero porque su colocación es incorrecta
Otra de las causas frecuentes por las que tu gato no use su bandeja de arena es por su inadecuada ubicación. Lo normal es que se ubique el cajón en una zona muy alejada para evitar los olores, pero esta no es una buena idea.

No debes dejar su arenero en zonas frías, alejadas ni ruidosas. Son zonas muy poco agradables, cómodas para tu gato y es posible que tu mascota deje de usarlo por lo poco apropiado del sitio.

Una adecuada colocación de la bandeja de arena es importante para que tu gato lo use sin ningún problema. El lugar idóneo debe estar libre de corrientes de aire, tranquilo, seguro y con cierta intimidad.

La forma y el tamaño del arenero es inadecuado
Un motivo para que tu mascota no use su bandeja de arena correctamente es por las dimensiones y forma del cajón.
Los gatos de forma general, prefieren los areneros descubiertos y has de tener en cuenta que esa bandeja debe medir como mínimo 1,5 veces el tamaño de tu felino para que tenga sitio para moverse las veces que quiera hasta que lo tape todo.

Son generalizaciones, pero vale la pena que te fijes por si ese es el motivo por el que tu gato no usa el arenero.

Además de estos aspectos, también puede influir la orientación del cajón de arena. Prueba a colocarlo de forma que no esté pegado a la pared, y tenga una amplia visión.

El arenero está sucio
Otra de las razones más comunes para que tu peludo amigo rechace la bandeja de arena es por la falta de higiene o limpieza. Los felinos son extremadamente cuidadosos con el aseo y la limpieza.

Se pasan muchas horas al día acicalándose, así que un cajón de arena que esté sucio y lleno de excrementos no será del gusto de tu gato.

Deberás limpiar la bandeja al menos dos veces al día quitando los restos de heces y excrementos líquidos, y una vez a la semana, deberás cambiar toda la arena y limpiar en profundidad con agua y jabón.

Si convives con más de un gato, ten más bandejas
Otra de las recomendaciones importantes si tienes más de un felino en casa es que tengas una bandeja para cada uno. Y si tienes sitio, tengas otra caja extra como reserva.
tendrás que seguir las mismas pautas de limpieza para cada arenero.

Lo que debes comprender es que cuando tu gato deja de usar de forma adecuada su bandeja es que hay algo que no le gusta, no ignores las señales y valora las diferentes opciones para poner medidas.

Otros motivos para que tu felino no use el arenero
Además de las razones mencionadas, a algunos gatos les disgusta la arena perfumada y puede que les impulse a dejar de usarla.

También hay gatos a los que les molesta la arena en forma de cristales, tiene una alta capacidad de absorción, pero tanto el sonido como su textura resulta desagradable para muchos felinos.

Un último aspecto que puede influir en el comportamiento de tu felino con el arenero es que no haya suficiente arena para tapar todo, por lo menos debe haber unos 4 centímetros de espesor.
Aunque hay algo que debes tener en cuenta y es que cada felino es un mundo aparte, lo que para uno es incómodo para otro puede que no lo sea.

Ama a tu felino con todas sus peculiaridades, cuando compartes tu vida con una mascota, se convierte en un miembro de tu familia y es un compromiso para toda la vida. Debes quererlo, respetarlo y ayudarlo a superar cualquier problema que aparezca.

Bravecto 12 Semanas

Siguenos en Facebook

Liga Mascotera Veterinario Literalmente en Casa

INSCRIBETE PARA RECIBIR INFORMACIÓN